5. Olímpico de Montjuic

En la siguiente campaña, el descenso estuvo aún más cerca. El ex-rojiblanco Santi Urkiaga se hizo cargo del equipo y ocuparon el décimo-sexto puesto. Nos libramos por no ser el peor en ese puesto final del total de grupos existentes en esos momentos en Segunda. Encuadrados junto a una mayoría de equipos catalanes cabe destacar el 4-0 al Osasuna B y el histórico encuentro, pese a perder 4-0, en el Olímpico de Montjuic frente al Sant Andreu de Calderé y que fue el primer partido oficial que se disputó en dicho estadio.

Finalmente, en la temporada 1992-1993, llegaría el descenso. Una vez más los pobres resultados como equipo visitante, sólo se marcaría 3 goles, y el hecho de que en San Jorge tampoco se anduvo fino, nos llevaron a ser colistas. De la mano de Ricardo Moreno, que se hizo con el equipo en plena competición, hubo un atisbo de reacción pero la derrota en casa ante el Basconia nos dejo sin opciones. El 5-1 al Elgoibar fue lo mejor de esa negra campaña.

De nuevo en Tercera, durante las siguientes siete temporadas, desde 1993 al 2000, el equipo siempre estuvo en los puetos altos de la tabla pero sin posibilidades reales de volver a luchar por el ascenso o conseguirlo directamente.

El equipo fue octavo en las temporadas 1993-1994 y 1997-1998. Una después, en la 1998-1999, comienza a fraguarse el desastre que se consumaría una temporada más tarde.

Antes del descenso a Regional, en la campaña 98-99, el equipo se libró por el ascenso a Segunda B del Real Unión. Los morados habían sido cuartos por la cola y el descenso del Elgoibar les arrastraba a Regional.